domingo, 30 de julio de 2017

El beso de la suegra capitulo quinto

Continuan los capítulos de la Novela Breve "Un Amor, Una suegra, Un pretexto" escrita por el escritor Néstor Omar Salgado, en esta edición compartimos el 5 capitulo; pero si llega por primera vez a esta historia debería comenzar a leerla por CAPITULO UNO AQUÍ
Capítulo

¿Iras lo imagino a pasar la noche con Luis?-Divagas mamita, esta noche después
de la playa me voy con alguna de mis amigas al casino y luego algún boliche de la costa, ya lo llame y me dijo que me divirtiera, que el viene cansado y que lo mejor seria vernos mañana en su departamento y salir luego almorzar algún restaurante céntrico y así será...Si se me pasa la resaca...¡¡¡Hija no bebas mucho!!! cuidate mucho y no te preocupes, esta noche iré personalmente a prepararle la cena a tu esposo, para que pueda, después de una apetitosa cena descansar tranquilo-Mamita….Sossss una genia, dale besos, hasta mañana-besos hija, cuidate.
Luis Antonio Peralta llegó al atardecer a su departamento, su viaje había sido agotador, las rutas estaban repletas de tránsito y es estresante viajar en ellas y le pareció magnífica la idea, de que fuera su preciosa suegra quien le cocinara esa noche en su departamento, no venia con ánimo de salir a comer afuera, además Rosana era una excelente cocinera, coincidían mucho en las charlas porque ambos trabajaban en terapias alternativas y se entendían muy bien, es bueno volver a ver gente que uno aprecia y que hace unos masajes que hoy no pienso perderme pensó mientras pasaba la tarjeta por el orificio de la puerta para abrirla; entró se apresuro a tomar una ducha antes que llegara su suegra y la espero con su bata nueva, un regalo de una admiradora, alumna de sus cursos; ella llego al rato cargada con un bolso con algunos comestibles y especias para cocinar y con su cartera, donde siempre llevaba las cremas para su tarea de masajista y sus pertenencias más íntimas-Hola como estas Luis Antonio, que lindo volver a verte, estas muy guapo con esa bella bata-Gracias Rosana, vos también estas divina con ese vestido rosa, te queda muy lindo-Muchas gracias corazón-A ver dame ese bolso, que trajiste, no era necesario, aquí hay, supongo algo para cocinar...Ese supongo no me sonó muy convincente querido yerno, vení dame un beso, después vemos- Se abrazaron, luis Antonio sintió como su corazón se aceleraba al sentir ese hermoso cuerpo, cuidado, bien formado y con un perfume riquísimo, trato de disimularlo pero casi sin poder evitarlo sus labios se unieron en un largo beso que culminó cuando el apartando el cabello de la hermosa mujer de su rostro le susurro-Que linda bienvenida...
(imagen de fotos libres px)
(continuara proximamente)
Lea, comente en este blog, comparta este capitulo
Publicar un comentario