lunes, 21 de enero de 2013

Décimo séptimo Capitulo de la Novela Un Amor Soñado


La música era una de las debilidades de Jorge Santoro, en su juventud quiso aprender guitarra, se compro una pero no progreso demasiado, dicen que el bandoneón y la guitarra son difíciles de aprender a tocar, aunque como todas las artes, hay que nacer con ese don que hace fácil lo difícil, don que gozan la mayoría de los artistas; el fuerte de el, era la pintura, en un lienzo podía expresarse con naturalidad, sus obras eran comercializadas fácilmente, trabajaba varios estilos y se divertía creando lo que hace posible que una persona no sienta la carga del trabajo, porque lo disfruta; La puerta de la habitación se abrió dando paso a Roxana que se había puesto un hermoso vestido rosa escotado, estaba exuberante, deliciosamente hermosa, la falda corta dejaba ver una piernas largas, cuidadas, el cabello suelto le daba al rostro una belleza única, unos ojos verdes  miraban el rostro del pintor que se  ilumino con una sonrisa-Que guapa estas princesita, ven a mis brazos quiero decirte algo…te amo…
(continuara)
 (registrada con derechos de autor: Nestor O Salgado)
  
Publicar un comentario