lunes, 7 de enero de 2013

Capitulo dos del Libro de un amor Soñado


Recomendamos Primero leer el primer Capitulo (si aún no lo ha leído)AQUI
2º Capitulo
Federica era una chica soñadora, también quizás un poco aniñada, su padre no era muy cariñoso con ella...Siempre ocupado en sus negocios nunca le presto la atención que ella merecía ...Nunca fue la luz de sus ojos…Por lo menos ella lo sintió siempre así…Ha medida que fue creciendo y otros hombres se fijaban en ella, se encendía una chispa de seducción que venia de su interior pero ella nunca se percataba del efecto que causaba su presencia; en cambio Jorge Santoro era un artista en sus ratos libres; pocos artistas plásticos en Argentina pueden sobrevivir económicamente con la venta de sus trabajos, salvo los consagrados, que generalmente tienen fuertes vínculos con la clase alta de la sociedad, consumidores de este tipo de arte, o por sus vinculaciones políticas que subsidian sus trabajos, o le abren las puertas a múltiples exposiciones y eventos organizados por las aéreas de cultura; el sabia de sus limitaciones en este sentido porque simpatizaba con los socialista que no eran bien vistos por los gobernantes de turno; siempre fue un hombre fiel a sus principios y prefería el anonimato a vender a bajo precio sus valores; el día que entrego la pintura al padre de Federica  y ellos se fueron a casa, se sintió satisfecho; pero no feliz…
Publicar un comentario