domingo, 10 de febrero de 2013

Capitulo dos de la Novela El falso paraíso de Alejandra


Lo que ignoraba Graciela es las técnicas persuasivas que suelen utilizar las sectas y el poder de atracción de ciertos lideres carismáticos; Jorge Santoro tenia  por delante un difícil trabajo; quizás fuera una falsa alarma y las dos jóvenes están capacitándose y voluntariamente en un lugar que a ellas les agrada estar; si fuera lo contrario y hay una manipulación psicología, se pondría en evidencia ante la justicia le explico el detective a la madre que sollozaba en la oficina
-Mañana mismo me inscribo en el curso de Crecimiento interior que ofrece este grupo, desde adentro podre investigar prudencialmente las actitudes del líder y sus seguidores y quizás hablar con sus hijas Marcela y Alejandra, quédese usted tranquila-Mantenganme informada imploro Graciela, por los viáticos no se haga problema, lo que mas deseo en mi vida es volver a ver a mis hijas-Así lo haré estimada amiga, ahora vuelva a su casa, confié en mi, ni bien tenga novedades la mantendré informada y si es necesario haremos la denuncia correspondiente ante las autoridades.



Al día siguiente Jorge Santoro fue al local de Terapias del Nuevo Milenio  a matricularse en el curso de introducción  al llegar fue recibido por una hermosa joven que con mucha amabilidad lo invito a ser parte de aquel curso que cambiaría su manera de ver su vida; su nombre Alejandra Diaz, sin duda era una de las hijas de su clienta, parecía feliz, deseosa de ayudarlo-Mañana a las 9 lo esperamos por aquí  para comenzar el curso le dijo la joven que al despedirlo lo abrazo cariñosa-mente  varias personas más esperaban en la fila su matriculación.
(continuara)

2 comentarios:

Magda Jardí dijo...

Santoro lo tiene dificil una secta no es algo que se deje reconocer facilmente,y destaparlas puede traer graves consecuencias

Néstor Salgado dijo...

Si eso parece, veremos que pasa