martes, 29 de octubre de 2013

Capitulo Nueve de la Novela Buscandote

Roselina se instaló como pudo, finalmente, en "la escuelita”. El modesto lugar tenía dos habitaciones, en una de las cuales funcionaba el salón, donde daría sus clases. Una pequeña cocina y un baño completaban la edificación, ya antigua, que dormía a los pies de aquellas hermosísimas sierras.
Así, llegaron a darle color a sus días, Juancito, el más pequeño y cariñoso, sus hermanos Rosa, Mabel y Pedro, hijos de un peón de las cercanías. Silvina y José, ya mayorcitos- hijos de Amalia- mujer que llevaba adelante su trabajo criando ovejas y aves de corral, con mucho esfuerzo y sacrificio.
También Isabelita, Anahí, María y Luis asistían cada día desde su humilde vivienda, recorriendo en un viejo carruaje, el camino hacia la escuelita.

Ella los recibía con inmensa ternura, compartían un desayuno y luego, apasionada en su enseñanza, los llevaba por mundos nuevos, de números y letras...de historias, de coloridos personajes que se asomaban de los cuentos...
(continuara)
Esta novela completa junto a otras dos Novelas Breves serán publicadas impresas en un futuro próximo; encarga tu ejemplar, dejando tu mensaje, gracias
Publicar un comentario